Historia de los Impuestos

La aparición de los impuestos está íntimamente ligada a la constitución de los estados modernos. La progresiva centralización de las finanzas públicas en la Edad Media cambió la naturaleza del vínculo político entre el pueblo y su soberano: el principio de representación nacional se concretó con la imposición. ¿Cómo ha influido históricamente la tributación en los sistemas políticos?

Historia de los Impuestos

Los ingleses, al votar la Carta Magna en 1215, mostraron la madurez de su tradición política: Jean Sans Terre, cediendo a la presión de los barones de Inglaterra, garantizó los derechos feudales contra la arbitrariedad real, e instituyó el control de los impuestos por el Gran Consejo del Reino.

Más abruptamente, el impuesto estaba en la raíz de la Guerra de Independencia Americana, poniendo fin a la tutela británica[? Christian Monjou,”Question fiscale et révolution: l’ exemple américain”]. Francia, en la que se concentrará el artículo, demasiado tiempo sofocada por la monarquía absoluta todopoderosa, hace su revolución y rompe con la imposición del Antiguo Régimen.

Marca el inicio de la lenta transición de una tributación exclusivamente indirecta a una tributación directa, cuyo instrumento más potente será el impuesto sobre la renta en el siglo XX. Hoy en día, el debate ya no se centra tanto en la legitimidad del sistema fiscal como en las redistribuciones que éste permite. ¿Cómo gravó la democracia el cemento?

De la Edad Media a la Revolución Francesa

Impuestos y necesidades de financiación del Antiguo Régimen

Hasta 1789, la tributación francesa se dividió en impuestos reales, impuestos eclesiásticos y tributación marítima. Centrémonos en la tributación real, que es el desarrollo más significativo. En la Edad Media, el presupuesto del rey y el presupuesto de la sociedad se fusionaron: no había distinción entre los presupuestos públicos y privados. Los reyes fijan los impuestos de acuerdo a lo que consideran gastos útiles, bien definidos e inminentes.

Además de los gastos que ahora se consideran privados (edificio de castillos, caza, ropa y regalos a los miembros de la corte), estos son gastos excepcionales relacionados con las guerras, para los cuales los gobernantes recurren a la “ayuda feudal”. Philippe Auguste, en el siglo XI, levantó así el impopular “diezmo saladino” para financiar las cruzadas.

La Guerra de los Cien Años

La Guerra de los Cien Años es un punto de inflexión en el aumento de impuestos, ya que la “ayuda feudal” se transforma en una institución permanente. Desde el reinado de Carlos V en adelante, los reyes tenían la autoridad soberana para disponer de la ayuda, y la utilizaban para cubrir los gastos de su propia casa (bodear a una hija, armar a un hijo como caballero…), así como para hacer donaciones a sus favoritos.

Durante la monarquía absoluta

Fue entonces, bajo Francisco I, durante la monarquía absoluta, cuando la más clara manifestación de la centralización avanzada de los poderes, en beneficio del rey y en detrimento de los señores feudales, se puso definitivamente en marcha tras la derrota de la Fronda. La Historia del Antiguo Régimen es la de la construcción de la modernidad, caracterizada, según Nobert Elías[1][1] Norbert Elías (1969), por la Dinámica de Occidente, Ediciones…, por la monopolización del poder por el Estado. Esta construcción se basa en monopolios fiscales y militares.

Estos dos monopolios no van sin el uno sin el otro

El rey debe controlar su territorio para organizar la recaudación de impuestos: el monopolio de la tierra se transforma, gracias al monopolio militar, en un monopolio fiscal.

La Guerra de los Cien Años entonces las guerras de religión debilitan la nobleza, y contribuyen al nacimiento de un sentimiento nacional independiente de los lazos feudales, tanto que bajo Francisco I el poder de los príncipes ya casi no cuenta, mientras que unos pocos siglos antes el rey era sólo un guerrero entre otros. Esta evolución sólo fue posible gracias al cambio de justificación fiscal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Entradas relacionadas

Comienza escribiendo tu búsqueda y pulsa enter para buscar. Presiona ESC para cancelar.

Volver arriba